domingo, 24 de abril de 2011

resurrección

Y mirá que siempre odié las reuniones familiares eh, pero cómo extrañé a la flia unita hoy. Nada se compara con los almuerzos en lo de la abuela y sus huevitos caseros...
Decí que el día está hermoso sino ya estaría lagrimeando.




Creo que extrañar sin dejar pruebas liquidas de ello es mi misión para este año! jaaaaa

2 comentarios:

♥ ♦Mi divina comedia♥ ♦ dijo...

yo cuando extraño me contengo mucho para que no se note!pero hay veces que aunque no lo quieras
te emocionas y lloras..
y no hay nada malo en eso
mujer!
un besote, felices (?) pascuas!

Agustina dijo...

Es verdad, nada se compara con esas cosas.